HISTORIA

Las canteras de Bernardos cuentan con el privilegio de ser las más antiguas de pizarra de nuestro país, y es que desde 1559 han sido explotadas en primer lugar para las obras reales avanzando hasta nuestros tiempos donde son comercializadas por todo el mundo, labor que principalmente se lleva a cabo desde naturpiedra JBERNARDOS, siempre por la tradición pizarrera de Bernardos.

LOS PRIMEROS PASOS

Según manifiesta el Marqués de la Floresta en su documento “Las Reales Minas de Pizarra de Bernardos”, el primer impulsor de la pizarra en nuestro país fue el Rey Felipe II, quien durante sus viajes por Flandes y Alemania entre 1556 y 1559 pudo apreciar tejados cubiertos o forrados de pizarra afirmando que “eran buenos porque no pesan como el plomo, sirven para la nieve sin ser calurosos en verano y son lúcidos, bellos y dan severidad a los edificios”.

En febrero de 1559 el Rey escribió desde Bruselas a su arquitecto, Gaspar de la Vega ocupando entonces en la obra de Valsaín lo siguiente:

"héme pareçido que será mejor hazer los tejados agros a la manera de estos Estados, y cubrirlos de piçarra, que como habéis visto son muy luçidos…."

Fue entre 1559 y 1562 cuando llegaron a Bernardos pizarreros procedentes de toda Europa, para realizar las obras reales bajo encargo de Su Majestad Felipe II, empizarrando en primer lugar el Palacio del Bosque de Valsaín y el Alcázar de Segovia. Se eligio entonces esta pizarra de Bernardos por su calidad, gran dureza así como su color plomizo y veteado con carácter propio.

Desde entonces la pizarra se convirtió en uno de los principales materiales de construcción, estando presente en algunas de las más bellas obras de la historia de la arquitectura Española.

1559
Palacio del Bosque de Valsaín
1562
Alcázar de Segovia
1612
Palacio de San Ildefonso
1618
Palacio del Duque de Uceda
1628
Palacio de La Zarzuela
1646
Colegio Recoletos Salamanca
1650
Convento Dominicas (Loeches)
1651
Colegiata de San Justo y Pastor de Alcalá de Henares
1652
Iglesia de Casarrubios del Monte
1653
Monasterio de San Lorenzo
CONFIANZA EN LA PIZARRA

Durante el último tercio del Siglo XVII, la moda de hacer chapiteles en los templos aumentó notablemente la demanda de pizarra segoviana.

Durante los Siglos XVIII y XIX continuó la explotación de las minas sacando millares de piezas para restaurar las obras anteriores así como para continuar con las nuevas construcciones Reales como iglesias, conventos y hospitales tanto en las zonas cercanas a la cantera como trasladándolas a puntos más lejanos de nuestro país. Además a partir de 1721 la demanda de pizarra segoviana aumenta considerablemente ya que las obras del Palacio de Don Felipe V avanzaban a buen ritmo, siendo necesario incorporar mayor número de pizarreros a la cantera.

La Pizarra de Bernardos se ha utilizado en algunas de las obras arquitectónicas más destacadas de España como el Palacio de Riofrío construido por Fernando VI o la Casa Botines construida y diseñada por Antonio Gaudí a finales del Siglo XIX.

1669
Real Armería de Madrid
1673
Restauración Monasterio de San Lorenzo
1676
Iglesia de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús en Madrid
1681
Catedral de Toledo
1683
Parroquia de Santa Eulalia
1684
Convento de San Antonio el Real de Segovia
1685
Catedral de Segovia (Baldosas de Pizarra)
1688
Capilla de Villanono en Palencia
1688
Domus Dei en La Aguilera (Burgos)
1689
Iglesia Colegial de San Miguel de Alfaro (La Rioja)
1690
Iglesia de El Espinar (Segovia)
1691
Iglesia de Yepes (Toledo), Hospital Irlandeses, Cárcel Real, Casa de la Villa
1692
Iglesia de San Andrés (Segovia), Plaza Mayor de Salamanca, Iglesia de Murillo, Palacio del Buen Retiro
1693
Iglesia de Zamarramala, Iglesia de San Pablo y Casas Consistoriales de Madrid
1694
Iglesia de San Esteban, Iglesia de Villalón, Convento Franciscano de Peñafiel
1696
Iglesia de San Martín, Hospital de San Francisco, Iglesia de Santa María de Vitoria, Hospital de Osma (Soria)
1697
Iglesia de San Millán (Segovia), Iglesia del Beato Toribio de Magrobejo, Iglesia de Cantimpalos
1698
Ermita de Alfaro (La Rioja)

En la actualidad naturpiedra JBERNARDOS ha sufrido una importante transformación unificando las dos fábricas que poseía en Bernardos, extraemos bloques de pizarra, filita y cuarcita en nuestras tres canteras, garantizando el mejor servicio, controlando la calidad y selección en todos los niveles del proceso, consiguiendo las más altas clasificaciones en ensayos de los mercados más exigentes: marcado CE clase T1, S1 A1 y en USA ASTM con el más alto grado S1 que da una vida útil mínima de 75 años.

Gracias a la implicación de nuestros equipos de profesionales con una dilatada experiencia y profesionalidad colaboramos en proyectos de más de 25 países repartidos por todo el mundo aportando calidad, belleza y singularidad.