BLOG
¿QUÉ ES FILITA?

Filita es un tipo de roca metamórfica, a la que pertenece la FILITA GRIS JBERNARDOS que comercializamos una vez extraída y procesada de nuestras propias canteras y fábrica de Bernardos, en Segovia. Tradicionalmente conocida como Pizarra de Bernardos, dada la similitud de aspecto y parte de características compartidas con las pizarras, principalmente la capacidad de exfoliar en placas finas y regulares.

La filita, en términos petrológicos, es un roca  con un metamorfismo superior al de las pizarras, sus minerales planares son más grandes que los de la pizarra, pero no lo bastante como para ser fácilmente identificables a simple vista. Aunque la filita parece similar a la pizarra, puede distinguirse con facilidad por su brillo satinado y su superficie ondulada. Es una roca de mayor edad geológica, con el consiguiente incremento del metamorfismo y recristalización, que la confiere una mayor dureza y menor porosidad (menor absorción de agua) que las pizarras; manteniendo aún unos planos de foliación marcados, y una cristalización de minerales que la dota de un gran comportamiento mecánico que permite trabajarla de variadas formas, adaptándose a números usos arquitectónicos, al contrario de los más bastos Mica-Esquistos.
Se reconoce fácilmente por su estructura laminar planar u ondulada, producida por la orientación de filosilicatos, y su textura de grano muy fino, no visible a simple vista, pero sí al microscopio petrográfico, donde se pueden distinguir sus minerales más comunes: micas, principalmente moscovita, cuarzo, , biotita, clorita, calcita, entre otros.

Centrándonos en la FILITA GRIS JBERNARDOS, esta proviene de las capas de formación de Santa María, un complejo Esquisto -Grauvaquico del Precámbrico Inferior, de una edad superior a los 550 millones de años, edad geológica muy superior comparativamente a otras piedras similares comercializadas, como la pizarra gallega (aprox. 450 millones de años) ó la filita Otta escandinava (460 millones de años).

Las superficies de la FILITA GRIS JBERNARDOS, una vez cortada, muestran un brillo sedoso, muy característico. Su color goza de matices: gris, gris-verdoso, gris-azulado, dando lugar a un veteado muy sugerente, que aflora con más intensidad, una vez aplicados los diversos acabados que permite esta piedra, gracias a sus excelentes propiedades físico-mecánicas:
• Corte de disco.
• Envejecido con cepillo abrasivo.
• Apomazada con pastillas abrasivas.
• Flameado
• Envejecido en tambor con árido.
• Textura natural.

La producción de filita a nivel mundial para usos en arquitectura es bastante excepcional, siendo alrededor del 97% de la producción mundial para las pizarras  y el 3% restante para filitas y mica-esquistos.

El nombre de filita se debe a la forma tan peculiar que presentan estas rocas, procede de dos palabras griegas que significan hoja y piedra.