FACHADAS VENTILADAS CON PERFILERÍA

En los sistemas de fachada ventilada con perfilería,  los anclajes van fijados a una subestructura auxiliar metálica, a modo de rastreles,  la cual va anclada con taco mecánico a los elementos estructurales del edificio (cantos de forjado, jácenas de borde o pilares).  Esta técnica permite diferenciar los procesos de montaje de la subestructura y la colocación de las placas de piedra natural, permitiendo con mayor facilidad la manipulación y cambio de las losas que conforman la fachada.

 

Estos sistemas son más eficaces que los anclajes puntuales, ya que las estructuras transmiten directamente los esfuerzos del revestimiento a la estructura del edificio, puesto que los anclajes de carga principales son colocados en los frentes de los forjados. Permiten también una mayor distancia entre el revestimiento y el muro portante, que nos permitirá en caso necesario colocar en el interior de la cámara de aire canalizaciones que no queremos que sean vistas como bajantes de agua u otras.

Las estructuras suelen ser de perfiles verticales donde se fija, bien el propio anclaje que soportará parte de la carga de las losas directamente, o bien un perfil horizontal, el cual completaría dicha subestructura, que a su vez puede soportar directamente la carga de las losas o fijar a este el anclaje que lo soportaría. Habitualmente en este tipo de sistemas, el perfil vertical va anclado mediante unos anclajes que permiten su regulación para lograr un aplomado y alineado de la fachada.

Por norma todos los sistemas de perfilería vertical sitúan los anclajes de mayor carga en los frentes de forjado e incluyen apoyos intermedios que anulan las vibraciones que se puedan ocasionar por cualquier causa, sobre todo por la acción del viento.

Otra de las ventajas de este tipo de sistemas es la capacidad de soportar cargas superiores a otros sistemas con mayor facilidad. El muro portante puede ser entonces de ladrillo hueco, ladrillo macizo o semimacizo, hormigón o bloque de hormigón, menos usado por la dificultad para fijar el sistema de anclaje, o también puede ser de soportes estructurales discontinuos.

Los elementos constructivos en una fachada ventilada son:

  • Revestimiento las placas de piedra natural ofrecen protección contra las agresiones ambientales: lluvia, viento, ciclos térmicos…
  • Anclaje: unión entre el revestimiento pétreo y la edificación, que soporta las cargas que este genera, mediante una fijación al edificio y un enganche que soporte a la piedra, con capacidad portante y retención a presión y succión, que puede ser de tres tipos:
  1. Bulón:pasador de acero inoxidable que se introduce en un taladro efectuado en el canto de la placa.
  2. Uña oculta:sujetan la placa introduciendo una lengüeta en una ranura practicada en el canto de la placa
  3. Uña vista:pletina que abraza todo el espesor de la placa.
  • Cámara: cámara de aire ventilada única y ventilada para todo el edificio que permite la evacuación del agua de lluvia que pudiera filtrarse y de la humedad que se transmite desde el interior al exterior por transpiración.
  • Aislamiento: envoltorio continúo alrededor de todo el edificio, evitando los puentes térmicos. Permite la transpiración, evitando condensaciones y protege térmica y acústicamente.
  • Soporte: cerramiento con capacidad portante, que pueden recibir las cargas del revestimiento pétreo a través del anclaje.